Mi experiencia #eabe12 y de cómo aprender de los invisibles en la educación

Este fin de semana he estado en Carmona, a muchos compañeros/as y alumnos/as se lo comenté antes de irme, que iba a mi 2º EABE y mucha gente me decía, pero ¿Eso qué es? ¿Eventos de esos de frikis?. A lo que yo contestaba, “sus iniciales significan “Encuentro Andaluz de Blogs Educativos”, pero no se habla de blogs ni tampoco hay que tener blog para ir, sino, se habla de educación y de todo lo que tenemos que recorrer hacia delante”. Más bien no me entendían, y la verdad que aquellos/as que me leeis, el año pasado no escribí nada de mi experiencia allí, pues quería darle una segunda oportunidad al EABE y ver si la sensación del primero que me llevé sería la misma que en el segundo. Y si tengo que ser sincera, para mi han sido totalmente diferentes, en ambos he aprendido, pero este EABE12 de Carmona, me ha enseñado cosas que en mi escaso año y medio de docente que llevo, desconocía y que me han dado más ganas de conocer. Además, no me veía con capacidad para escribir sobre eventos así con tan poca experiencia por mi parte, pero ahora he venido con más ganas y fuerza todavía.

No me voy a poner a comparar un EABE con otro, pues ya se sabe, “las comparaciones son odiosas”. Quiero contaros mi experiencia, mi vivencia de este EABE12 y lo que he aprendido de él, pues sí, en este caso los profes que hemos ido, hemos ido a aprender, y mucho.

Conocí la experiencia #EABE por culpa de mi colega Massimo Pennesi, ya que él fue quien me dijo de ir, y a todo lo que me recomienda voy, y soy una esponja al lado de él intentando aprender siempre de lo que le escucho hablar y de lo que me enseña claro está. Tengo mucho que aprender y mejorar cada día como profesora, y este #EABE12 me ha valido para ello, para renovar ese espíritu que a veces se debilita en un mismo centro contagiado por el desánimo de compañeros/as o por otras mil cosas más.

Este año me apunté y me presenté en Carmona el mismo Viernes 9 de Marzo, sí, fuera de mi horario lectivo, nada más salir de clase a las 3 de la tarde, profesores/as, padres/madres, alumnos/as y demás, decidimos vernos un fin de semana en un pueblo de Sevilla, para hablar de educación, esto es lo que se llama “por amor al arte”.

Llegué allí y me encontré una sala llena de gente, donde se estaba presentando el EABE12, (llegué tarde a una gymkana que organizaron antes, es lo que tiene salir a las 3 del insti y después 3 horas de camino jeje). En la sala presentaban todo y los temas a debatir, entre ellos, se votaron con unos garbanzos y entre risas se seleccionaron 6. Esos temas serían de debate a la mañana siguiente, sábado, en mesas redondas, de 10-11 personas, que estábamos designados con diferentes números para no caer con gente que conocías. En esas mesas  debíamos debatir de los 6 temas 4, divididos por tiempos, y realizar diferentes tareas sobre los temas, entre ellos, un cómic, una portada de periódico, una fábula, y tweets. Me tocó la mesa IV, donde compartí experiencias durante 3 horas, con profesores de infantil, de primaria, de secundaria, un director de un instituto, una madre, un padre, y un profesor de universidad. Todos no solo de Andalucía, de todas partes de España, y así las diferentes mesas que se formaron. Os dejo fotos de aquellos trabajos que hicimos las diferentes mesas, y la experiencia además de divertida, pude oir diferentes perspectivas de la educación con diferentes puntos de vista, formas de trabajo, y por qué no, criticar aquellos aspectos que debemos mejorar entre nosotros mismos.

Tras esta experiencia tocó comer, el CEP invitaba en este caso, y además, pude desvirtualizar a muchísimo profe que conocía vía Twitter. Tras ello, comenzaron las 3 mesas de ponencias a todos los que estábamos allí. Nos repartieron unas caretas hechas por alumnos, en la que ¡a mi me tocó una con mucho parecido! jaja le doy las gracias a la niña o niño que la hiciera, pues no viene el nombre en ella.

Una vez caretas puestas, comenzaron las mesas de “Hacer visible lo invisible”, el lema de este EABE12. Comenzaron los profes, tras ello los padres, sí, padres, estoy cansada de recibir en tutorías nada más madres, y pocos padres, parece que ellos también son a veces visibles en la educación, y finalmente, por qué no, una mesa del alumnado que nos dio una gran lección al profesorado.

De estas mesas me quedo con, una directora que tiene 11 horas lectivas de clase y que dijo una frase que me marcó: “Nuestros hijos a la pública”. Chapó, pues es común ver muchos hijos de compañeros en la privada, y es necesario que nosotros mismos creamos en nuestra propia educación pública y de calidad.

YouTube Preview Image

La siguiente mesa fue de padres, en el que uno de ellos incluso estaba en mi mesa de por la mañana, de ellos me quedo con una cosa: también existen padres detrás de la educación de sus hijos/as y con ganas de participar en las escuelas e institutos, algo que también hay que incentivar y motivar con la coeducación, pues también parece un lastre de este machismo que a veces arrastramos, o simplemente, comodidad por parte de ellos.

YouTube Preview Image

Y de la mesa de alumnos/as, qué os voy a decir, lección que nos dieron, donde destaco a uno de ellos, Pedro, quien estaba muy preocupado por sus porcentajes de notas y sus exámenes finales, algo que creo que nos enseñaba allí al profesorado que la educación sigue en ese aspecto obsesionada con los exámenes, y en el que vi que el trabajo por proyectos y tareas integradas hay que incentivarlo, usar las TICs de la información para la motivación de búsqueda de información y que el alumnado sea el propio protagonista de su aprendizaje con ello.

YouTube Preview Image

Qué os voy a contar de estas mesas, si os soy sincera, lo mejor es ver esos vídeos que os puesto ahí, escucharlos y aprender, como yo aprendí este fin de semana, de hecho se me ve en el vídeo a veces sentada allí. Yo me llevo una experiencia inolvidable, un espíritu renovado, ganas de seguir aprendiendo, de renovar mis clases día a día, de escuchar experiencias y de que la gente también escuche mis experiencias, y además de ello, motivación y ganas, porque eso es lo que no puede faltar nunca en nuestro trabajo, a pesar de los tiempos que caen.

Yo por mi parte estoy segura que haré lo posible por asistir al #EABE13, esta vez será en Algenciras, y de aquí os animo a que vengáis aquellos/as que queráis aprender. Yo me quedo con esta foto final, gente que conocí, gente que me quedó por conocer, y mucho que aprender el año que viene, y como se suele decir, más y mejor. Y una cosa más, enhorabuena a la organización del evento, “me quito el sombrero”.

 


Comentarios

  1. Veeneessa says:

    seño k chulo enserioo

  2. Massimo says:

    Muchas gracias, compañera, por tus palabras exageradamente buenas. Sabes lo mucho que te aprecio y cuánto me alegra compartir tantas cosas contigo.

  3. TICtiritero says:

    Por amor al arte, si señora. Me gusta tu post. En Algeciras nos veremos.

    • Muchas gracias Benjamín, ya sabes que por mi también tienes un huequito, el señor Tictiritero siempre tiene para contarme alguna historia o enseñarme algo y no tiene por qué estar dentro de nuestro oficio jeje Es una alegría compartir experiencias con vosotros y aprender de vosotros.

  4. Peralías says:

    Gracias Rosa, hablar de EDUCACIÓN “por amor al arte” creo que se llama vocación, en educación hay que militar y no deben importarte las horas que le eches, aunque sea en un fin de semana, como tú dices, es una exigencia personal que nos engrandece como educadores. Un abrazo

    • Muchas gracias Peralías, pues sí, lo he descubierto en este trabajo, a pesar de que digan que tenemos muchas vacaciones, son muchísimas horas las que echamos y disfrutamos haciéndolo, al menos yo y esto es la vocación que espero no perder nunca. Un saludo.

Deja un comentario