“Chuletas” en examen usando Visual Thinking

Aprendiendo Historia con Visual Thinking

Hace dos cursos realicé el proyecto de Visual Thinking con tiza líquida en 4º de ESO. Este año nuevamente quiero realizar el proyecto, porque la verdad que fue todo un éxito. El Visual Thinking sirve para organizar y representar pensamientos por medio de dibujos. Esto ayudaba muchísimo al estudio de la historia, y el alumnado se animó a seguir usando la técnica tras el proyecto.

Lo que no os conté en el blog y lo hago hoy, es lo que sucedió tras este proyecto. Mi alumnado se animó muchísimo a con el Visual Thinking, tanto, que los veía en los siguientes temas que abordábamos, haciendo resúmenes con dibujos o incluso en otras materias. Yo no daba crédito, pero estaba sucediendo.

Una «chuleta» para aprender la II Guerra Mundial

Así que un día llegué a clase, y lo que me encontré fue una propuesta por parte de ellos/as: «seño, ¿podemos traernos al examen escrito de la II Guerra Mundial una «chuleta» hechas con notas en Visual Thinking?». Cuando me hicieron la propuesta, me hicieron reír, yo creí que estaban de broma. Ellos/as insistieron, trataron de convencerme diciéndome que hiciera unas normas para la «chuleta» y que me atreviera.

Total, llegué a casa dándole vueltas al tema, no era tan descabellada la idea. ¿Por qué no intentarlo? Así que les propuse para el día del examen escrito que podían traer medio folio por la cara de delante con notas en Visual Thinking, donde no podían haber ni letras ni números, solamente dibujos.

Dibujos originales para aprender

La semana antes del examen estaban aún más entusiasmados, haciendo los diseños. Decían que así les ayudaba más a estudiar. Y llegó el día, en el que se trajeron las «chuletas». Aquí os dejo una serie de fotos que hice. La verdad que la creatividad fue increíble. Algunas conseguí entenderlas, y en otras, incluso se habían ideado, «su código morse», para ordenar las fechas.

Tras el examen, algunos/as me dijeron que al final apenas les había hecho falta mirarla, porque se la sabían de haberla trabajado estos días. Pero eso sí, que se sintieron más tranquilos/as en el examen teniéndola. Las hubo mejores hechas y otras no tan buenas, pero me pareció un toque diferente a darle a un examen.

De esta forma han usado otra técnica de estudio, que quizá, el día de mañana usen para su carrera o incluso para opositar. La idea es que aprendieron, y realizaron un examen escrito de una forma diferente. Quizá me atreva este año de nuevo con los 4º de ESO que tengo.

(154 Posts)

Rosa Liarte Alcaine, Licenciada en Historia por la Universidad de Málaga. Ha escrito numerosos artículos en revistas. Ejerce como profesora de Geografía e Historia y actualmente es Secretaria en un instituto nuevo en Cártama. Es amante de las nuevas tecnologías y metodologías educativas, y en su tiempo libre le gusta hacer deporte y viajar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.